Cargando...

La existencia es un continuo movimiento reflejado por infinitos ciclos que van marcando nuestro andar. El círculo es la manifestación del movimiento donde lo humano, la naturaleza, el alma y el espíritu están unidos. El círculo nos constituye, nos envuelve e impulsa a vivir en unidad, a recordar que somos todos en esencia una sola gran presencia; que pasado, presente y futuro ocurren simultáneamente y en este sentido, nuestros ancestros y predecesores sostienen nuestro camino susurrándonos al oído los secretos de la vida y en la medida que los escuchamos y nos hacemos conscientes comprometiéndonos con nuestra sanación, podremos convertirnos en ancestros de las futuras generaciones. Reconocer la unidad nos permite entrar en una armoniosa relación con la vida y sus energías, sus ciclos y movimientos pudiendo así co-crear con el Universo la vida que soñamos, comprendiendo profundamente lo que implica sostener el vínculo con la Vida y la Muerte, la madre Tierra y todos los seres que habitamos en ella. El círculo nos invita a reconectar unos con otros desde el lugar sagrado de la vida: nuestro corazón.

Nuestro trabajo se basa en el sentido del círculo y los ciclos de la vida, integrando la mirada de diversas filosofías y cosmologías, entre ellas la filosofía tántrica, la cosmovisión andina de los indígenas Q’ero y la ecopsicología permitiéndonos de esta manera brindar una comprensión más amplia e integral de nuestra humanidad, espiritualidad y medicina interior.